Olvídate del estreñimiento y haz las paces con el inodoro

Olvidate del estrenimiento y haz las paces con el inodoro
Olga1
Últimos mensajes de Olga Deleito (verlo todo)

En algún momento de nuestras vidas (o muchos) todos experimentamos estreñimiento de vez en cuando, y en ocasiones puede volverse crónico.

El estreñimiento no es una enfermedad en sí misma, sino que hace referencia a la apreciación del hábito intestinal de cada individuo en cada momento.

En la práctica, se considera estreñimiento cuando el individuo tiene menos de tres deposiciones por semana; Sin embargo, en ocasiones nos encontramos con pacientes que padecen estreñimiento con una frecuencia de deposiciones normal, solo que con otras molestias como un esfuerzo excesivo, heces muy duras o sensación de evacuación incompleta.

Una de las principales causas del estreñimiento en la actualidad son los factores dietéticos y en especial la falta de fibra en la dieta. En otros casos, la causa pueden ser diferentes enfermedades que padece el individuo, especialmente los pacientes diabéticos o con enfermedad tiroidea. Además, algunos medicamentos pueden causar estreñimiento y es importante saberlo (algunos de los cuales se usan para tratar el dolor, la depresión y las enfermedades del corazón).

Además de las causas externas, existen causas fisiológicas para el paciente, tales como:

- Hipomotilidad intestinal: en este caso, los músculos del intestino no tienen la fuerza suficiente para realizar las contracciones necesarias para poder expulsar las heces.

- Hipermotilidad intestinal: aparecen espasmos o contracciones involuntarias en parte del intestino y provocan retención de heces, impidiendo su evacuación.

- Problemas rectales: es el caso cuando los músculos del recto no producen el reflejo defecatorio o existen lesiones locales que provocan dolor.

- Debilidad de los músculos de la pared abdominal: no ejercen suficiente presión para evacuar.

- Obstrucción mecánica del colon o del recto: existen lesiones intrínsecas o extrínsecas del intestino grueso o del ano.

Las características más frecuentes del estreñimiento, además de la falta de deposiciones, son la dificultad para ir al baño, la presencia de gases que se acumulan o un fuerte dolor al defecar.

¿Cómo podemos solucionar este problema? La mejor manera es a través de una vida sana con una dieta rica en fibra, siendo la estrella la dieta Mediterráneo.

Pautas tan fáciles de recordar:

  1. Come más verduras y hortalizas
  2. Introduce las legumbres en tu dieta, y si puedes acompañarlas de verduras mucho mejor, ya que lograrás una mayor absorción de nutrientes, entre ellos la fibra, que se absorben hasta 8 gramos por cada cien de legumbres.
  3. No se olvide de las grasas "buenas". Las nueces son el mejor refrigerio para picar entre comidas, pero también pertenecen al grupo recomendado para el baño. Eso sí, debido a su aporte calórico, no se recomienda consumir más de un puñado al día.
  4. Sopas e infusiones: esta es una buena forma de conseguir los 2 L de agua recomendados. Es una buena manera de hidratarse y mantener un pH saludable y equilibrado.
  5. Reduzca el consumo de alimentos procesados.

Pero, ¿qué hacemos cuando el paciente es un niño pequeño?

* Cuando tenga más de 2 meses, puedes intentar darle de 60 a 120 ml de zumo de uva, pera, manzana, cereza o ciruela dos veces al día.

* Cuando tenga más de 4 meses, y si ya está consumiendo alimentos sólidos, puedes darle alimentos ricos en fibra como frijoles, pasas, peras o espinacas también dos veces al día.

Evidentemente, cuando llevamos un tiempo constipados, lo que “necesitamos” con más urgencia es un laxante o en algunos casos enemas, pero recordemos siempre que es importante no abusar de estos productos y realizar una prevención eficaz.

Los laxantes pueden ayudar agregando líquido a las heces, haciéndolas más voluminosas y menos duras, lo que facilita su evacuación. Además, los supositorios o los laxantes suaves pueden ayudar con las deposiciones regulares. Los enemas estimulantes o laxantes sólo deben reservarse para casos graves y siempre previa consulta con su médico o farmacéutico. Y por último, pero no menos importante, NUNCA le dé laxantes a los niños sin antes consultar a un médico.

Hace unos años escuché en las noticias un nuevo invento de un chino, que era como un taburete para ir al baño. Después de investigar un poco, descubrí el por qué de este invento y, además, los pacientes a los que aconsejo suelen dar buenos resultados.

Cómo afecta la postura al estreñimiento

Sucede que cuando estamos sentados, la última parte del intestino grueso que conecta con el ano para la evacuación de las heces forma un ángulo menor que cuando estamos con las rodillas levantadas o en cuclillas, en este caso el ángulo es mayor y las heces descarga.

rodillas en alto contra el estreñimiento

Por ello, una simple postura de levantar las rodillas con la ayuda de taburetes puede ser una solución muy eficaz en muchos casos. Pruébalo y me dirás 😉

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Más Información