Nueva recomendación: adiós a los zumos en niños menores de un año.

1642711550 Nueva recomendacion adios a los zumos en ninos menores de

Ayer desayunamos con una noticia que causó bastante revuelo. La Academia Estadounidense de Pediatría ha publicado nuevas recomendaciones sobre la ingesta de jugos en niños menores de un año. La recomendación no deja lugar a dudas ni matices: los niños menores de un año no deben incluir jugos de frutas en su dieta. Ni siquiera los zumos de frutas 100% naturales. Los mayores de un año pueden tomar zumos, pero sin exagerar (más adelante veremos las cantidades recomendadas).

Los nutricionistas llevan mucho, mucho tiempo insistiendo en la importancia de limitar el consumo de azúcar en los niños. Yo personalmente vengo haciendo ruido sobre el problema del azúcar por tierra, mar y aire. Es decir, blogs, radio y TV. Y entre otros, un gran problema es la confusión de los respetables sobre qué es azúcar y qué no. Por alguna razón, hay quienes se niegan a creer que comer azúcar moreno o azúcar moreno es muy diferente a comer azúcar blanco, o que beber jugo de fruta es muy parecido a comer fruta entera. Pero no es verdad. Ni el primero ni el segundo.

» En este artículo aprenderás:

Índice

    ¿Qué dice la OMS sobre los jugos de frutas y el azúcar?

    Antes de que la Academia Americana de Pediatría actualizara ayer sus recomendaciones (por cierto, ya era hora, porque las últimas eran de 2001), la OMS en 2015 publicó un documento "para todos los públicos" que os aconsejo echar un vistazo titulado: Notar información sobre la ingesta de azúcar recomendada en la guía de la OMS para adultos y niños. Aquí les dejo una captura de pantalla subrayada con lo que la OMS entiende por azúcares libres y con la clara distinción entre el azúcar que se encuentra en las frutas enteras y el que se encuentra en los jugos.

    Para concluir, la OMS agrega en el documento que los niños con niveles más altos de bebidas azucaradas tienen más probabilidades de tener sobrepeso y obesidad.

    ¿Cuáles son las nuevas recomendaciones de la Academia Estadounidense de Pediatría con respecto a los jugos en niños?

    Como comentábamos al principio, la AAP deja claro que hasta que el niño no cumpla un año no es recomendable ofrecer zumos de frutas. Hasta ahora, esta restricción solo se recomendaba para los primeros seis meses de vida. Además, los pediatras han tenido la amabilidad de “mojarse” y facilitarnos una tabla con las cantidades recomendadas para que no tengamos que liar con lo que es un consumo “ocasional”, que se agradece mucho.

    jugo para niños

    Como aquí no entendemos muy bien lo del jaguar y la copa, en el cristianismo podríamos decir que los niños de uno a tres años podían beber hasta 120 ml jugo de fruta diario, niños de 4 a 6 años, 180 ml periódicos y niños de 7 a 18 años, 240 ml a diario.

    En otras palabras: tampoco nos rasgaremos la ropa porque los jugos no están prohibidos durante el año. No deberíamos satanizarlos o hacer la señal de retro wade si uno se cruza en nuestro camino, pero Siempre es preferible consumir la fruta en su forma fresca y entera.

    ¿Por qué es mejor consumir la fruta en su forma completa y verdadera?

    Entre todas las razones, nos centraremos en cuatro:

      1. la fibra : Al hacer el jugo, tiramos la pulpa, y con ella mucha fibra soluble e insoluble. Ya sabemos que no toda la fibra es igual y que hay fibra además del kiwi. Por si acaso, Juanolo y yo os lo recordamos en este vídeo.

    2. Azúcar: Al eliminar la fibra perdemos la matriz que "retiene" el azúcar y pasa a la sangre mucho más rápido
    3. Saciedad: Prueba a comerte tres naranjas con cuchillo y tenedor y tres naranjas en zumo… ¿una de ellas te sacia por igual? Luego imagina una criatura.
    4. kilocalorias: Por la misma razón que en el apartado anterior, no es necesario aumentar el consumo de kcal, esto es lo que ocurre cuando aumentamos el número de piezas necesarias para hacer el zumo.

    A estas razones podríamos añadir otras, como la contribución que aporta la masticación al buen desarrollo mandibular.

    ¿Todos los jugos de "botella" son iguales?

    Todos estamos tan metidos en poner nuestras manos en los jugos naturales que hasta olvidamos que los que tienen jugos embotellados, los que tienen pajitas y tetrabrick, siguen frecuentando nuestros parques y áreas de juego todos los días. Por si alguien lo duda, la Academia Estadounidense de Pediatría habla de limitar los jugos naturales porque, supuestamente, todos deberíamos tener un meridiano claro sobre los jugos embotellados.

    Hace tres años escribí este post sobre los zumos embotellados con la intención de, si fuera necesario, ayudar a elegir los "menos malos" de los zumos de supermercado. Es importante recordar que desde abril de 2015, de acuerdo con el Real Decreto 781/2013, de 11 de octubre, si en el envase aparece la palabra “JUGO”, se trata de zumo 100% fruta, sin azúcares añadidos. Esto es lo mismo en toda Europa.

    Si, por el contrario, no dice "jugo" en el empaque, es probable que veamos la palabra "azúcar" en su lista de ingredientes. Si es un néctar, ese azúcar puede estar presente en un 20% casi sin querer. De todos modos, insisto, los zumos embotellados, sean del tipo que sean, son totalmente prescindibles en la dieta.

    Conclusión:

    La polémica está servida. Pero mientras los defensores de "no puede ser tan malo" y "toda la vida se hizo de esta manera" continúan haciendo su parte, recuerdo la opinión de la Academia Estadounidense de Pediatría: los bebés menores de un año no deben tomar jugos y, a partir de esa edad, se debe limitar su consumo y de la OMS: los azúcares presentes en los jugos de frutas se consideran azúcares libres. Y es que hoy las ciencias avanzan lo que es escandaloso.

    ¡Oh! Y en caso de que alguien esté pensando en ello, los pediatras estadounidenses, en otro estallido de crueldad sin precedentes, no aceptan que a los niños no les gusta la fruta como excusa. Vienen a decir algo bastante común: que hay muchas variedades y que si a un niño no le gusta una fruta, le gusta otra. Realmente es solo una cuestión de intentarlo y gastar un poco más de tiempo del necesario para meter la pajilla en el tetrabrick.

    Nadie dijo que fuera fácil, pero amigos, esos eran todos nuestros problemas.

    *Por si llegaste aquí leyendo en diagonal, también te dejo el video de la Asociación Americana de Pediatría donde la Dra. Patricia Braun lo explica todo divinamente:

    ¡ADVERTENCIA!

    Como todos sabéis, el próximo fin de semana arranca la feria del libro en Madrid. Me suscribiré a Mocos radiactivos y pacientes impacientes en los siguientes días:

    • Domingo 28/05 de 19:00 a 21:00 Casa do Livro (stands 320/321)
    • Domingo 04/06 de 19h a 21h Una Esfera de Libros (Stand 174)

    Imagen: Imágenes de dominio público

    Artículos Relacionados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Más Información