Los mejores y peores post de 2014

Los mejores y peores post de 2014

En Nochevieja del año pasado me hallaba yo de guardia, como mandan los canones. El blog de Boticaria García existía pero era como una meseta en el poniente donde se escuchaban los silbidos del viento y corrían solitarias bolitas de pinchos. Nunca recuerdo cómo llamar a estas cosas, sabes a lo que me refiero.

A veces se cumplen algunos buenos propósitos (pocos, el de skating se me quedó en el trastero). Un año después tengo el blog en marcha, pero también me faltaba escribir este post gratuito de guardias, allende los mares (y pagando una carpeta de internet en la habitación del hotel porque mis buenos propósitos de programar posts se desvanecieron con la primera escena de Navidad a primeros de diciembre, todo hay que decirlo).

Pero al final, cada rato para despedir el año como se merece y tener un pequeño resumen del año. Un post por cada uva, ahí vamos:

1. El favorito del público: Di lo que menos es malo, y mi post más secillo: ¿Paracetamol o ibuprofeno? es el más visitado. La versión analgésica más demandada para niños ¿Cuánto Dalsy hay que dar a un niño? También parece ser algo que más preocupa a los lectores en general.

2. Los más útiles: Injustamente temidos y vilipendiados, no hemos terminado de coger cariño a los piojos, que forman parte de nuestra vida. Gran parte de nuestra vida, el tenor de la estruendosa vida del post Cómo matar piojos, que espero haya resuelto exterminar a los habitantes de los pelos más rebeldes.

3. El que más dolio: Cuando los contiene sin mala intención que una de las calorías de la torrija, los pusisteis hechos a basilisco. Tampoco se han sentado en absoluto para el último post donde hubo unas ligeras pinceladas sobre el turrón de Suchard. ¿Cómo estás?

4. El de los trolls: Hasta que el mayor defensor que nunca tuvo el collar de ámbar, Desmadreando, ha acabado riéndose de la evidencia con su segundo hijo. El collar de ámbar es genial, en el valle para nada, y para calmar el dolor de la gente menos que aun. Lo más curioso es que en la consultoría de Preguntas a la Boticaria me preguntan todas las semanas dónde se puede comprar… No queréis saber lo que respondo.

5. La más polémica: Nunca podría imaginar que hubiera tantos fanáticos de la cebolla en el mundo como remedio para aquellos dispuestos a convertir su casa en un Burger King. Que fiereza y que fiereza defienden algunas madres en las redes sociales. Claro, por la cebolla que matan. A cada uno le apasiona lo que quiere, nada más que sumar.

6. Lo más comentado: Gracias a Susi ya Sara, el post de la copa menstrual se convirtió en un concurso improvisado que, por cierto, te ganó. Faltaría más, que para mí jugar en casa. Los comentarios son de lejos lo mejor del post, si quieres pasar un buen rato y estás bien de salud después de Navidad, no tardes en leerlos.

7. Lo más compartido: Este verano, el post sobre por qué las gafas de sol baratas (las chinas) pueden ser dañinas para la vista fue uno de los que mejor cobijo tuvieron. Una vez más, las cosas más sencillas y cotidianas son las que más nos interesan.

8. Lo más interesante en este momento: Cuatro formas ilegales y denunciables de conseguir Varivax, un post no exento de polémica por otro lado, fue un post que escribí explicando las diferentes formas que se pusieron de moda para meter el oscuro objeto de deseo en en que se había convertido el Vacuna Varivax. Un caso más de decisión en una política de salud mal manejada por la revolución y el miedo innecesario que se ha creado en la población.

9. El post revelación: Cuando pensé en escribir el post sobre el Bocadillo del Recreo, no podía imaginar que tanta gente provocara tantos rompecabezas para llenar la tarta de la mañana. Ni siquiera acabé preguntándome desde Mercadona cuál es la mejor marca de jamón de york para la boca del patio de recreo de vuestros peques.

10. Los grandes ignorados: Aunque el primo de su hermano El mejor anticelulítico fue el post estrella de la primavera en el blog, Cómo evitar la celulitis ha estado en los grandes, pero los grandes ignorados. Para curarnos más que para prevenir, parece ser.

11. Lo peor: También hay lugar para la autocrítica, y al mismo tiempo se me ocurrió escribir un post sobre una enfermedad con tan poca incidencia e interés entre el público en general como la Fiebre Q. Me lo creo fue porque su nombre me pareció molón, gran criterio el mío.

12. Lo más visitado en un solo día: Este post es de 2013, pero así se sigue llevando el registro de visitas en un solo día que se portó en Menéame (dudoso honor, pero en este caso en el hub de los trolls, así que sigo ahí) son daños de los que arrepentirse). La anécdota de aquella chiquilla que entró a la farmacia con su madre diciendo que Nenuco sabía los sobrantes de antibióticos sigue siendo un gran éxito en Boticaria García.

Y esto es todo, queridos. Ha sido un año bonito e intenso en el que la incorporación del blog a AR Magazine nos ha regalado grandes momentos, como el reciente premio Pixel al mejor blog en 2014 por Hearst Magazines. Sin embargo, lo mejor es haber incorporado a mi 2.0 a tanta gente nueva. Sobre todo, los farmatuiteros y las malasmadres de pro que os habéis aparecido en cairos. Incluso en 1.0. Que no se nos escape el año que viene con una buena escena o un evento como excusa para vernos.

Le agradezco mucho que haya acompañado a este sargento boticario hasta aquí y le deseo lo mejor para este 2015, un año lleno de salud y buena alimentación en el que podamos seguir compartiendo consejos y, sobre todo, todas las risas posibles desde este espacio. .

¡FELIZ 2015 A TODOS!

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Más Información