Lo que debes saber en caso de golpes o heridas en la cabeza en la infancia

Lo que debes saber en caso de golpes o heridas
María José Cachafeira
Últimas entradas de María José Cachafeiro (verlo todo)

Si tienes hijos, sobrinos o hermanos menores, ya sabes que los golpes y las lesiones son bastante habituales en los niños.

Los niños son torbellinos, no paran. Algunos son precavidos y no se arriesgan demasiado, pero si el tuyo es como el mío... prepárate para tener que aplicar los primeros auxilios a menudo J

Seguro que sabes más o menos cómo actuar en caso de lesiones o golpes en las rodillas, dedos, brazos, etc. pero cuando van a la cabeza, cuando tienes dudas de que el golpe pueda ser más grave o peligroso, probablemente tengas miedo y dudes de lo que debes hacer.

Con este post intentaré aclarar algunas de estas dudas habituales.

Primero, si el niño tenía una fuerte golpe a la cabeza, es posible que sufras una pérdida del conocimiento, de ser así, y por más leve que haya sido, debemos llevarte a urgencias lo antes posible, es importante que consultes y evalúes a un médico.

Nos podemos encontrar el caso de un golpe con o sin herida abierta.

Si no hay lesión:

  • Es probable que tenga un moretón o una hinchazón en la cabeza. En este caso, es recomendable aplicarle hielo -nunca directamente sobre la piel, sino con un paño limpio- y darle un analgésico, ya que, como es normal, tendrá dolor.
  • Una vez hecho esto observar la evolución, el dolor debe disminuir, así como el hematoma y la hinchazón no deben aumentar ni ablandarse. Si la evolución no es normal, se recomendaría una nueva visita a urgencias.

En caso de lesión:

  • Lo primero que debes comprobar es si hay cuerpos extraños en la herida, en este caso no tocarla y acudir a urgencias.
  • Si no, lave la herida bajo el grifo y presione con una gasa para detener el sangrado. Luego aplica hielo.
  • Si la herida es profunda, los bordes no se unen o crees que está "mal", acude a urgencias, es posible que necesites puntos.

En cualquier caso, debes estar alerta y vigilarlo durante 48 o 72 horas, si durante este período notas algún comportamiento extraño, si tiene vómitos, convulsiones, pupilas de diferente tamaño o no responde bien a los estímulos, tienes que llamar. o llevarlo a urgencias.

Durante el tiempo de seguimiento, deja que el niño siga con su actividad normal: jugar, comer, dormir, etc... solo debes preocuparte si tiene demasiado sueño cuando no es lo habitual en él. Cuando se duerme, es recomendable despertarlo cada 2 o 3 horas para comprobar si su respuesta a estímulos como preguntas sencillas es normal.

Y como último consejo, trata de mantener la calma, de lo contrario lo pondrás más nervioso y será aún peor. Hablo por experiencia, a mi hija de 4 años ya le han dado dos golpes en la cabeza con puntos incluidos...

Fuentes:

MedLine Plus

Rilliet F. Un tratado clínico y práctico sobre las enfermedades de los niños, volumen 3

manual merck

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Más Información