Ganadores concurso de anecdotas - Boticaria García

1643893477 Ganadores concurso de anecdotas Boticaria Garcia

Todos los meses escribo un post recopilando las mejores anécdotas y el mes de febrero son muy especiales. No son mías bell de los 70 ¡SETENTA! participantes que se habían alegrado con la idea de contarnos las tonterías que habían presenciado (el protagonista) en una farmacia para ganar tres ejemplares de El paciente impaciente.

El jurado de la rebotica tardó varios días en decidir que el nivel de surrealismo era tan grande que elegir solo tres parecía imposible e incluso insultante. Cuando una anécdota se destacó como clara ganadora, leyó otro comentario que nos tenía sacando los ojos de las órbitas. Empezarás de nuevo.

Este concurso además de divertido ha sido un desahogo y he podido comprobar que la nula vergüenza de algunas personas es universal. Así como le cuento al libro cómo Don Fidel nos dejó con su miembro viril en la tarde, piedra angularBenderapotheker el chupar una teta sobre la pantalla. Aún peor fue de teresacuyo paciente desconocía el modelo absorbente de incontinencia que traía y decidió bajar a las Bragas y buscar una vista para compararlo in situ con el país que traía al lugar.

Ya que rozamos lo escatológico, letmos de Victoriaquien tuvo que recoger las cagadas de un cachorrito a quien su dueño justifica: si hay mucha mierda porque tardaron tanto en atenderme y el pobrecito no aguanto mas. En ocasiones en que los excrementos no son animales humanos, como sucedió con Maribelita, cuando les estampaban heces rojas delante de los ojos con la pregunta: ¿Usted cree que esto es sangre o los restos de las ciruelas que cené anoche?

Entrando en el tema sexual, el superlalópez preguntaron si se podian reutilizar los vibradores durex (especificando que con diferentes mujeres) ya Susiviajes Comentó sobre un hombre que se eyaculó en un bote resultó un poco forzado y que prefirió devolver el semen del condón luego de hacer el amor con su esposa. segundo susi, en modo calipo. EL oihana no especificaron que el producto solicitado era para ladillas y no para piojos y el pobre chaval termino segun su madre con snosotros huevos y su cosita en carne viva.

¿Es la petición más extraña?

En Farmacarlos: dame una bolsa con rejilla de esas para poner una muerte.

¿Es el más cómico?

nos ha dicho Aspirinacuando un señor pidió un mucolítico para un bebé y le explicó que debía ir al médico, le pidió a una señora que dijera: Manolo di la verdad, es por una flor!

¿Qué es el alma enamorada de mí?

de nuevo Susiviajesa quien le pidieron unas pastillas cuya caja tenia un fleco: del color del manto del cristo yacente de mi pueblo.

¿La mayor bestia?

desde Un Fonendo en Villamocos la raíz de un bebé con síndrome de aspiración de meconio. Mejor os lo cuenta ella porque no tengo desperdicio…

Madre de etnia gitana, el pediatra de su bebé de un mes pregunta, de manera rutinaria, si el parto fue normal o hubo alguna complicación. Entonces, la madre baja la voz, se mira hacia atrás, alguien la escucha, y de manera misteriosa susurra: “sí… ya sabes tú… este es el paso y es lo que les pasa a algunos recién nacidos…”. Y el pediatra: “¿El qué, concretamente?”,… y la madre, más misteriosa y discreta aún, responde por lo bajini: “pues eso… que ASPIRÓ DE MI COÑO.

¿Qué nos ha pasado a todos?

guillermo Tuve que decir: ¿a quién no le han escupido, habiendo recibido un título, con toda la buena disposición del mundo y la etiqueta, aún colgando de la bata, un insulto «no quiero que me atiendas«? molesto. Sobre todo, si como en su caso, lo que quiere el Paciente Sospechoso es una caja de Juanola. Con todas las PMR que dan las Juanola!

Cuando los pacientes crean fama, resulta que muchos farmacéuticos cardan la lana…. Como la Farmaloba o la Farmapécora francesa que le quita los tejos al marido de laura y deshace en adulación en sus narices. La Farmabruja que se reía en la cara de el blog de la madre en su posparto cuando pidió la talla de los pantalones de neopreno que ella creyó que usó Criatura. También es para comer aparte de la Farmacotilla que pedí Macarena Que edad tenia porque le parecia muy joven para ser madre. Y por autocrítica, yo misma, la Farma-amiga, que con toda mi buena voluntad le expliqué la desatando cual fue el truco del almendruco para lavar los puntos de la episiotomía pero me mareé! Olvidé mencionar que la capacidad de un absorbente no se mide en hectolitros. El resultado fue una cama empapada y su marido durmiendo en el sofá.

Por increíble que parezca, todas estas anécdotas (y muchas más que por no ampliar, se pueden encontrar en este post) no se consiguieron finalmente con el premio. Solo podían ser tres, y quizás por empatía, porque los vimos muy factibles en nuestra propia rebotica, estos han sido los ganadores:

» En este artículo aprenderás:

Índice

    PACIENTE Categoría: Iría.

    Su historia, que podría formar parte del capítulo de El Niño de los Recados, nos ha conmovido con su ternura. Todos somos Iria (o fuimos Iria) en algún momento.

    Tenía solo 7 años y quería estrenar el súper robot de cocina que le había comprado a mi madre (de hecho, una thermomix). Iba a hacer una galleta de chocolate para el que necesitaba cacao, y como en casa tenía mi mamá que me mandó a la tienda del barrio. Me emociono todo cuando le digo a la señora que quiero cacao y la que me responde que no hay cacao, que el cacao se compra en la farmacia. Así que iré a la farmacia. Le digo a la farmacéutica que quería comprar cacao para hacer una galleta y que la tienda me había mandado para allá porque no tenía. La farmacéutica me dice que es el único cacao que ha sido la barra de cacao para los labios y que no está muy segura de que sirva para cocinar, pero bueno, yo quería mi cacao, ese era cacao y ya luego que mi madre ver cómo se utilizó. Evidentemente, al final, no había nada, pero nada, pero lo que me pasaba, madre de mi por mi estupidez y por el cabreo, que me con la de la tienda y con la farmacéutica!

    Categoría FARMACÉUTICA: teresa.

    Ha merecido ganar en su categoría por tierra en calidad pero en cantitud. Nos conté que un paciente llamó Koipesol al clopixol y Scotch Brite al Afterbite. También tuvo gracia para aquel señor que le pidió sacos de harina por café en lugar de sacarina. Pero Teresa no ha ganado por todas estas Patadas al Vademécum. Ni siquiera ha ganado por esto:

    De las viejecitas encantadoras que entraron a la farmacia y me dijeron que habian oido a unas señoras del banco del lado donde se sentaban que vendian turbadores u otra cosa en la farmacia, que eran muy buenos para la gente que vivia y sola …que decian que si se “turban” con eso y que caian muy bien luego, que eso era eso y que si entraba por receta. ¡¡¡Qué broma las viejitas no podía estar mal que entraron por receta los consoladores!!!

    Lo que he ganado para Teresa ha sido el siguiente relato, que debería formar parte de uno de los capítulos estrella del libro: El paciente con prótesis post-dentadura.

    Un señor entra a la farmacia y nos pregunta muy amablemente si le podemos dejar un cuter, si lo dejamos y para nuestra sorpresa que le quitan la dentadura postiza, cocina el cuter, saca un trozo de carne que estaba entre los dientes y te lo entregamos con carne y entero. Dijimos que si querías llevártelo para que para otra vez no fuera porque dije que no faltaba que si lo volvías a necesitar, yo sabía dónde estábamos. En nuestro pilló indirecto… tendremos que tener provisión de palillos por casualidad para otro momento.

    Categoría ESTRELLA: Ana Bayo

    Esta anécdota es tan buena, tan buena, que su única pega es que no parece real… Afortunadamente para Ana, en nuestra rebotica tenemos mucha vida y creemos. La realidad siempre triunfa sobre la ficción. Con usted tiene el auténtico Paciente surrealista:

    Hace unos años conseguí una chica con un parte de urgencias.a la farmacia. Me explicó que se lastimó la cabeza por el pegamento que le habían puesto. Entra en la rebotica pensando que como fuerza habría un cobro para tener que ir a urgencias con dolor de cabeza. Mi sorpresa fue cuando seguí leyendo el informe para hacer la dispensación y el médico prescribiendo antiinflamatorios, corticoides tópicos…. Y me contó mi mujer cuando llegó otro compañero de la farmacia y me dijo que la niña acababa de enseñar un verdadero pegamento de caballo que traicionó en un bolso y era la causa de sus males pensando como si hubiera usado un pegamento de pelo de caballo como un implante Salimos y terminamos la dispensación.

    Y esto es todo Si alguien no está de acuerdo con los resultados y piensa que es tongo, le aviso que Iria vive en Alemania y me manda un ojo de la cara. Si hubiera querido amañar el resultado, créeme, no hubiera sido la ganadora. Por favor, póngase en contacto conmigo para enviar los libros. ¡Espero que los disfrutes!

    paciente impaciente tierno

    En nombre de la rebotica, la que te alegra la semana: ¡GRACIAS POR PARTICIPAR!

    Si has caído en el mal, te recuerdo que el prójimo Sábado 14 a las 19:00h La presentación del libro tendrá lugar en Top Books (C/ Fuencarral, 127). ¡Ahí te espero!

    Artículos Relacionados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Más Información