Exposoma, envejecimiento, prevención y tratamiento

Exposoma envejecimiento prevencion y tratamiento

Si hablamos de envejecimiento a día de hoy sabemos que el 75% es debido a la suma de factores que afectan a la piel, el llamado exposoma1   y un 25% a la genética. Por este motivo debemos prestar mucha atención a los 6 factores principales que forman el exposoma como son la radiación solar ultravioleta y luz visible, las altas temperaturas, la nutrición, la contaminación ambiental, el tabaco, la falta de sueño y el estrés. Sigue leyendo para descubrir la manera adecuada de tratar los signos de envejecimiento según la edad aparente de la persona.

6 Factores principales que forman el exposoma

  1. La radiación solar ultravioleta junto con la luz visible producen envejecimiento, en concreto degradación de la matriz de la dermis (la segunda capa, más profunda de la piel) y modificación de la composición lipídica en la epidermis (capa más externa de la piel). Además inducen hiperpigmentación, que son las manchas oscuras en la piel. Incluso la luz visible (VIS)  produce alteraciones de la pigmentación2 por lo que a día de hoy sabemos de la necesidad de aplicar protección solar  incluso en casa y la oficina en caso de estar preocupado por las manchas en el rostro, cuello, escote y manos. Ampliar info aquí. Ya sabemos que para la síntesis de vitamina D es necesaria cierta exposición al sol sin protección (un periodo limitado en las horas más seguras y evitando rostro, cuello y escote). Hay que especificar que hablamos de proteger las zonas más expuestas al daño actínico (solar) -a diario todo el año- para prevenir el fotoenvejecimiento y cáncer de piel.  Ampliar info, aquí. La luz VIS también produce envejecimiento3.
  2. La contaminación ambiental envejece la piel, de hecho a mayor exposición a partículas pequeñas, niveles de NO2 y ozono aparecen más manchas y arrugas4 .
  3. El tabaco5,6 induce la formación de arrugas, un tono irregular en la piel y falta de luminosidad , deteriora la formación de los fibroblastos (células encargadas de fabricar colágeno y elastina en la dermis), induce el estrés oxidativo e inhibe la defensa natural antioxidante. Ampliar info, aquí.
  4. La alta temperatura7 altera la vascularización y favorece la formación de arañas vasculares e inflamación de la piel incluso daño oxidativo en el ADN.
  5. La nutrición adecuada es clave para envejecer mejor, ya que según varios estudios8,9 un 30% de las arrugas son debidas al abuso de alcohol, carnes, lácteos, azúcar y mantequilla. Lo ideal para retrasar el envejecimiento es seguir una dieta rica en antioxidantes, frutas, verduras, aceite de oliva y legumbres.
  6. La falta de sueño y el estrés10,11,12,13 disminuyen la permeabilidad de la epidermis (capa más externa de la piel) y deterioran la función barrera (protectora de la piel en superficie). El estrés crónico disminuye el sistema inmune, aumenta el estrés oxidativo y daño del ADN.

¿Cómo prevenir o retrasar la aparición de los signos de envejecimiento?

El uso de los protectores solares de amplio espectro14, 15 frente radiación UVA, UVB, VIS e IRA (infrarrojo) y los antioxidantes -tópicos y orales- sirven de barrera frente a las agresiones externas. Para su eficacia es necesario el uso del protector solar en la cantidad suficiente y renovando con la frecuencia necesaria, sobre todo de 12 a 16h y en caso de baños en playa o piscina y deportes al aire libre. El consumo de antioxidantes (a base de extracto de polypodium leucotomos vía oral) es un complemento que mejora la eficacia tópica17, pero no sustituye al protector solar. Los índices de protección se calculan para 2 mg/cm2 de piel cada 2h. Si nos aplicamos menos cantidad o cada más tiempo, reduce el índice a menos de la mitad. Sería necesario 30 ml en todo el cuerpo. Lo que solemos aplicar es 0.39-1.39 mg/cm2. El mejor producto para frenar los signos de envejecimiento es el protector solar empleado  a diario.

¿Cómo tratar los signos de envejecimiento?

Para mejorar los signos de envejecimiento que ya han aparecido debemos seguir una pauta según la edad aparente y no la cronológica. La piel tiene unas necesidades según su estado independientemente de los años que se tengan. De hecho es frecuente que personas de 30 años que han abusado del sol tengan que usar productos indicados para los 50 años por ejemplo.

En todos los casos se debe limpiar la piel por la mañana y por la noche. Es recomendable aplicar 2/día el contorno de ojos adecuado (en función de si hay bolsa, ojera vascular/pigmentaria, arrugas profundas, falta de elasticidad, deshidratación, milliums,…etc). Exfoliaremos la piel de forma semanal (1 ó 2 veces en semana) para la óptima renovación de la epidermis y evitar el engrosamiento corneocitario superficial. Para ello podemos emplear peelings químicos domiciliarios, scrubs mecánicos con gránulos (no en lesiones inflamatorias de acné), peelings enzimáticos o peel off según el tipo o estado de la piel y su tolerancia. Hablamos de piel sana, no en pieles con patología como la rosácea por ejemplo. Lo ideal es que ese día apliquemos en segundo lugar una mascarilla hidratante y/o antiedad. Elaboraremos después la rutina para rostro, cuello y escote siguiendo la pirámide de dermatología cosmética, en la que la protección solar, los antioxidantes y reparadores del ADN son fundamentales.

¿En qué consiste la pirámide de dermatología cosmética18?

En la pirámide aparecen las tres bases que debemos seguir para un tratamiento eficaz de la piel. La primera es la fundamental, la segunda los transformadores y la tercera los optimizadores. La base fundamental es la protección solar (filtros físicos inorgánicos: dióxido de titanio. óxido de zinc (triethoxycaprylylsilane). z-cote HP1 (Zn O micronizado con revestimiento de dimeticona). Filtros químicos orgánicos: (tinosorb S (UVA/UVB), avobenzone (UVA), ethylhexyl triazone (UVB),…) de al menos FPS 30 (UVB) UVA VIS IRA. En pieles > 60 años, en tratamiento con medicamentos fotosensibilizantes, de piel clara y/o con manchas se recomienda un FPS50+ a diario en zonas expuestas. Lo ideal es que contengan o se combinen con enzimas reparadoras del ADN (enzimas bacteriológicas: ultrasomas lisado de micrococos (Micrococcus Lysate, Physalis Angulata Extract,…). Enzimas Vegetales: Roxisomas Arabidopsis Thaliana Extract. Enzimas Marinas: Fotoliasas (Photosomas Extracto Purificado De Plankton Extract) Repara Daño UVB al ADN, Fotoliasa de Anacystis Nidulans) y antioxidantes orales y/o tópicos (como el extracto de Polypodium Leucotomos. Vitamina C y derivados.  Vitamina E. Compuestos Fenólicos: Ácido Ferúlico, Ácido Cafeico, Flavonoides, Resveratrol,…).

Preferentemente por la noche es cuando ponemos el tratamiento intensivo antiedad con los llamados transformadores (que actúan en epidermis hidratando, exfoliando y renovando las células de la piel), donde se incluyen despigmentantes (Ácido Kójico, Ácido Fítico, Rucinol, Arbutina, Glyzyrrhiza Glabra, Alistin, Albatin, Chromabright®️ (Dimethyl Methoxy Chromanyl Palmitate), Niacinamida, N-Acetilglucosamina,…), alfahidroxiácidos y derivados (AHA (Ácido Glicólico, Ácido Citrico, Ácido Láctico, Ácido Málico, Ácido Mandélico, Ácido Tartárico). Betahidroxiácidos (BHA: Ácido Salicílico) Polihidroxiácidos (PHA: Gluconolactona,  Ácido Lactobiónico y Ácido Maltobiónico). NAG (Neoglucosamina No Ácida).) y/o retinoides (Ácido Retinoico, Retinol, Adapaleno, Retinoide Like (Hidroxypinacolone Retinoate), Retinyl Palmitate, Retinsphere Techonology®️ (Hydroxypinacolone Retinoate , Retinol), Retinaldehido,…). Siempre de forma progresiva según tolerancia los 10 primeros días (esto es un día sí dos no, a días alternos, a todas las noches, si no irritan y si fuera necesario). Es normal una leve irritación y descamación en las primeras aplicaciones y a veces es necesario alternar con optimizadores más suaves. Pero puede variar de unas personas a otras y no producir irritación o no dejarla de producir al cabo del tiempo. Importante elegir las texturas según el tipo de piel.

Complementando con optimizadores (péptidos (Matrixyl (Palmitoyl Tripeptide-1,Palmitoyl Tetrapeptide-7), Argireline®️ (Aqua, Acetyl Hexapeptide-8), Serilesine®️ (Aqua, Hexapeptide-10),…) y factores de crecimiento (Factores De Crecimiento (Fotoenvejecimiento-Estimula Fibroblastos): SCA®️ (secreción purificada de Cryptomphalus Aspersa),Trx, Hgh, Gm-Csf, Igf-1, Egf, Timp-2, Tgf-B2, Vegf, Tgf-B3, Il-10,…. Células Madre (Cronoenvejecimiento-Nuevos Fibroblastos): IFC-CAF®️, Malus Doméstica, cáscara de uva, embriones vegetales del manzano suizo (Uttwiler Spätlaube), raíz del Polygonum Cuspidatum,…) que actúan a nivel de la dermis en arrugas y flacidez ) .

Combinaremos los transformadores y optimizadores  de la pirámide según la clasificación de envejecimiento de Richard Glogau19,20 que aparece modificada según mi experiencia

edad aparente 20-30 años  grupo 1 leve “no arrugas”

Envejecimiento temprano, sin arrugas solo finas líneas y leves cambios pigmentarios (manchas). En este grupo en general (en piel sana sin patología) es suficiente con hidratación. En todo caso se podrían emplear los alfahidroxiácidos en caso necesario en ciclos de 3 meses, por ejemplo febrero, marzo y abril, o septiembre, octubre y noviembre.

edad aparente 30-40 años grupo 2 moderado “arrugas en formación”

Envejecimiento moderado, alteración de elasticidad al pellizcamiento, en reposo no hay arrugas y si en movimiento (en comisuras de boca y arco cigomático). Léntigos seniles tempranos visibles y posibles queratosis palpables pero no suelen ser visibles. En este caso se emplean los alfahidroxiácidos y/o retinoides en ciclos de 3 meses, por ejemplo febrero, marzo y abril o septiembre, octubre y noviembre. Se alternan con optimizadores.

edad aparente 50-60 años grupo 3 avanzado “arrugas con el reposo”

Envejecimiento avanzado, arrugas visibles en reposo, discromía evidente, léntigos, queratosis solares visibles y telangiectasias. Los retinoides ya se usan 2-3 veces en semana, por ejemplo lunes, miércoles y sábados, y se alternan con alfahidroxiácidos y optimizadores los martes, jueves, viernes y domingos. En caso necesario en pieles normales a secas, aplicar una crema complementaria en segundo lugar.

edad aparente 60 años grupo 4 severo “solo arrugas”

Envejecimiento severo. Arrugas generalizadas en cara, cuello y escote. Se reduce el espesor dérmico y la piel se vuelve de tono  amarillo-grisáceo. Ya se deben emplear a diario mayores concentraciones de retinoides según tolerancia. En caso necesario en pieles normales a secas, aplicar una crema complementaria en segundo lugar. Como los retinoides producen deshidratación y sequedad, es necesario complementar con mascarillas hidro/nutritivas al menos 1-2 veces en semana.

 

Bibliografía consultada:

1J. Krutmann et al. The skin aging exposome. Journal of Dermatological Science 85 (2022) 152–161

2C. Marionnet, C. Tricaud, F. Bernerd, Exposure to non-extreme solar UV daylight: spectral characterization, effects on skin and photoprotection, Int. J. Mol. Sci. 16 (1) (2015) 68–90

3S. Cho, M.J. Lee, M.S. Kim, S. Lee, Y.K. Kim, D.H. Lee, C.W. Lee, K.H. Cho, J.H. Chung, Infrared plus visible light and heat from natural sunlight participate in the expression of MMPs and type I procollagen as well as infiltration of inflammatory cell in human skin in vivo, J. Dermatol. Sci. 50 (2) (2008) 123– 133

4M.A. Lefebvre, D.M. Pham, B. Boussouira, D. Bernard, C. Camus, Q.L. Nguyen, Evaluation of the impact of urban pollution on the quality of skin: a multicentre study in Mexico, Int. J. Cosmet. Sci. 37 (3) (2015) 329–338

5D.N. Doshi, K.K. Hanneman, K.D. Cooper, Smoking and skin aging in identical twins, Arch. Dermatol. 143 (12) (2007) 1543–1546

6M. Nakamura, Y. Ueda, M. Hayashi, H. Kato, T. Furuhashi, A. Morita, Tobacco smoke-induced skin pigmentation is mediated by the aryl hydrocarbon receptor, Exp. Dermatol. 22 (8) (2013) 556–558

7Z.D. Draelos, P.T. Pugliese, Glycation and skin aging: a review, Cosmet. Toiletries Sci. Appl. 126 (6) (2011) 438

8M.C. Cosgrove, O.H. Franco, S.P. Granger, P.G. Murray, A.E. Mayes, Dietary nutrient intakes and skin-aging appearance among middle-aged American women, Am. J. Clin. Nutr. 86 (4) (2007) 1225–1231

9M.B. Purba, A. Kouris-Blazos, N. Wattanapenpaiboon, W. Lukito, E.M. Rothenberg, B.C. Steen, M.L. Wahlqvist, Skin wrinkling: can food make a difference? J. Am. Coll. Nutr. 20 (1) (2001) 71–80

10J.H. Dunn, J. Koo, Psychological stress and skin aging: a review of possible mechanisms and potential therapies, Dermatol. Online J. 19 (6) (2013) 18561

11 M. Denda, T. Tsuchiya, P.M. Elias, K.R. Feingold, Stress alters cutaneous permeability barrier homeostasis, Am. J. Physiol. Regul. Integr. Comp. Physiol. 278 (2) (2000) R367–R372

12 T. Sundelin, M. Lekander, G. Kecklund, E.J. Van Someren, A. Olsson, J. Axelsson, Cues of fatigue: effects of sleep deprivation on facial appearance, Sleep 36 (9) (2013) 1355–1360

13 J. Axelsson, T. Sundelin, M. Ingre, E.J. Van Someren, A. Olsson, M. Lekander, Beauty sleep: experimental study on the perceived health and attractiveness of sleep deprived people, BMJ 341 (2010) c6614

14S. Seite, F. Christiaens, C. Bredoux, D. Compan, H. Zucchi, D. Lombard, A. Fourtanier, A.R. Young, A broad-spectrum sunscreen prevents cumulative damage from repeated exposure to sub-erythemal solar ultraviolet radiation representative of temperate latitudes, J. Eur. Acad. Dermatol. Venereol. 24 (2) (2010) 219–222

15M.C. Hughes, G.M. Williams, P. Baker, A.C. Green, Sunscreen and prevention of skin aging: a randomized trial, Ann. Intern. Med. 158 (11) (2013) 781–790

17Maritza A. Middelkamp-Hup, MD,a Madhu A. Pathak, PhD,a Concepcion Parrado, MD, PhD,a,b David Goukassian, MD,c Francisca Rius-Dı´az, PhD,a,b Martı´n C. Mihm, MD,d Thomas B. Fitzpatrick, MD, PhD,a and Salvador González, MD, PhDa. Oral Polypodium leucotomos extract decreases ultraviolet-induced damage of human skin.Boston, Massachusetts, and Malaga, Spain. J Am Acad Dermatol 2004; 51: 910-8

18Mayoral FA, Kenner JR, Draelos ZD. The skin health and beauty pyramid: a clinically based guide to selecting topical skincare products. Drugs Dermatol. 2014 Apr;13(4):414-21

19Griffiths CEM, Wag TS, Hamilton TA, Voorhess JJ, Ellis CN. A photonumeric scale for the asessment of cutaneous photodamage. ArchDermat 1992;128:347-51

20Uitto JJ.Intrinsic aging changes in the dermis. J Geriatr Dermatol 1994; 2: 7-14

 

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Más Información