¿Existen realmente los alimentos afrodisíacos?

1641733728 ¿Existen realmente los alimentos afrodisiacos
Olga1
Últimos mensajes de Olga Deleito (verlo todo)

A la pregunta que te hice de que si realmente existen alimentos o bebidas afrodisíacas, tenemos que responder con un rotundo acientificismo hablando. No hay evidencia que nos diga que consumir un alimento u otro produzca un mayor apetito sexual o no, aunque sí hay evidencia de alimentos que tienen sustancias que pueden aumentar la libido, lo cierto es que en las cantidades en las que se encuentran el efecto es mas psicologico que lo que un quimico

El nombre afrodisíaco proviene de la diosa griega Afrodita, conocida como la diosa del amor, la fertilidad y el deseo. Desde la antigüedad, el ser humano ha estado buscando sustancias que le ayuden a mejorar sus relaciones sexuales.

El deseo sexual es una necesidad humana básica que requiere una adecuada concentración de hormonas (básicamente testosterona) y neurotransmisores (serotonina) en el cerebro. Hay algunas personas que han bajado estas concentraciones y por lo tanto tienen un deseo sexual más bajo en todos los aspectos (menos interés por hacer el amor, menos pensamientos y fantasías frecuentes,…). Los pacientes con depresión a menudo sufren de disfunción sexual debido a la baja concentración de serotonina, en momentos como el climaterio o el hipogonadismo, debido a la baja concentración de testosterona.

Un afrodisíaco es "cualquier sustancia que, en teoría, enciende la pasión y aumenta el apetito sexual". Cuando te sientes atraído por otra persona, el cuerpo produce una sustancia llamada feniletilamina, que es la generadora de "amor" y que, a su vez, estimula la secreción de dopamina en el cerebro. Los altos niveles de esta hormona producen falta de sueño, euforia, excitación y otros síntomas de enamoramiento. Siempre se pensó que los alimentos afrodisíacos, como las ostras, las almejas o los mejillones, podrían contribuir a aumentar estas sustancias, ya que estos alimentos contienen elementos que favorecen la liberación de testosterona y estrógenos (hormonas sexuales). Sin embargo, varias investigaciones científicas han determinado que no existe relación entre la estimulación del apetito sexual y la ingesta de estos alimentos.

Pero entonces, ¿de dónde viene esta “vox populis” de ciertos alimentos? Algunos expertos en sexualidad afirman que los alimentos en sí no son afrodisíacos, sino que algunos tienen formas representativas que nos recuerdan a los genitales, o que pueden consumirse de forma erótica y sensual. Las almejas, por ejemplo, estimulan el apetito sexual por su olor, las almejas con su olor marítimo, evocan el olor genital femenino, lo que da una gran sensación de erotismo y estimulación sexual; Las fresas se asemejan a la lengua en textura y color, los higos se asemejan morfológicamente a la forma del órgano genital femenino. Al igual que los espárragos y los plátanos por su forma similar al órgano genital masculino.

Alimentos-afrodisiacos.jpg

Algunos de los alimentos considerados afrodisíacos

Respecto al chocolate, existen investigaciones que demuestran que el cacao tiene un alto efecto revitalizante, y que contiene teobromina que alivia el cansancio y estimula la mente. Además, contiene triptófano, que es un aminoácido precursor de la serotonina (un neurotransmisor relacionado con el placer y el estado de ánimo), por lo que siempre se pensó que comer chocolate mejora el estado de ánimo y da placer. Sin embargo, la formación de serotonina está influenciada por otros factores además del triptófano. Otra sustancia que contiene el chocolate es la feniletilamina que ya hemos mencionado, por lo que siempre se ha considerado un alimento afrodisíaco, pero las investigaciones revelan que las cantidades de estas moléculas que contiene el chocolate son demasiado bajas para tener un efecto perceptible.

Hay alimentos ricos en calorías que también son tratados como afrodisíacos, como la miel; Es rico en vitamina B, C y minerales de polen que estimulan la producción de hormonas sexuales, pero en concentraciones demasiado bajas para los humanos, por lo que la sugerencia es más mental que química.

Hasta el momento, los únicos afrodisíacos que tienen respaldo científico son los producidos por el cuerpo, las feromonas, que también son secretadas por algunos animales como un "imán" para atraer a una pareja para la cópula. Las feromonas son sustancias químicas que envían señales olfativas a personas del sexo opuesto que desencadenan naturalmente los sentidos de atracción sexual, mejorando la vida sexual.

Después de este artículo, no quiero desanimarte por San Valentín, porque ¿quién se resiste si ve a su pareja comiendo algo de manera sensual? Así que este San Valentín no tienes que volverte loco para encontrar algo con lo que preparar una cena fascinante, usa tus propias "armas": prepárate, ponte algo que te haga sentir sexy, luce más guapa que de costumbre, prepara un brindis. desinhibirse antes de que empiece la celebración y disfrutar de una cena de ensueño pasando una buena noche juntos 😉.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Más Información