Desabastecimiento de medicamentos: ¿tenemos un problema?

Desabastecimiento de medicamentos ¿tenemos un problema

La escasez de medicamentos ha sido noticia y el Ministerio de Sanidad ha mantenido una reunión con las partes implicadas. En este post intentamos explicar algunas de las claves resumidas en 7 puntos:

» En este artículo aprenderás:

Índice

    1. ¿Realmente tenemos problemas de escasez de medicamentos? ¿Estás preocupado?

    Si y no. Hay un problema de desabastecimiento, pero no hay que alarmarse porque por suerte tenemos alternativas. El mensaje que quieren lanzar, tanto desde el Ministerio como desde Industria, es de tranquilidad.

    2. ¿Cuántos medicamentos soportan la escasez?

    Sólo 100. El Ministerio de Sanidad ha publicado un informe que se puede consultar en la web del Ministerio, en la parte de últimas publicaciones y ofertas con transparencia en todas las cifras. Las notificaciones de desabastecimiento han crecido un 30% en el segundo semestre de 2022 y esto no es una buena noticia, aunque la mayoría de las notificaciones se han debido a la retirada de algunas presentaciones de Valsartán (este antihipertensivo fue detectado en las nitrosaminas).

    3. ¿Qué medicamentos faltan en las farmacias?

    Principalmente fármacos relacionados con el sistema cardiovascular (medicamentos “para la tensión”, “para el colesterol”) y el sistema nervioso. También algunos antiinflamatorios conocidos. Pero nadie se pone nervioso pensando que se va a quedar sin su ibuprofeno. A lo mejor hay ibuprofeno de una marca pero hay otras y son iguales. El cuestionamiento, y es que tiene razón, es que en determinadas personas como personas mayores o con problemas de salud mental, los constantes cambios de medicación dificultan la adherencia. Vamos, tengamos un libro con el color de las cápsulas y aunque nos marearemos, estos pequeños cambios pueden suponer un problema.

    4. Los “suplentes” tendrán unas previsiones de ventas, ¿no pueden caer sin existencia si la demanda aumenta inmediatamente?

    Hay un caso claro que se trata de la flecainida, principio activo de un antiarrítmico muy conocido y con gran cuota de mercado que es Apocard. Los problemas de suministro de Apocard 100 provocaron un aumento de la demanda de otras alternativas con flecainida, por ejemplo genéricos, pero tampoco se pudieron conseguir. El problema que hay cuando un fármaco tiene una cuota de mercado muy alta es que otros no tienen capacidad de producción porque no se venden día a día.

    5. ¿Hay solución a este problema?

    Ante los problemas de desabastecimiento de medicamentos, interviene la Agencia Española del Medicamento. En este caso, contactamos a los dueños de los laboratorios que fabrican genéricos y les pedimos que aumentaran su producción. Como esto no ha sido suficiente, se ha gestionado la importación de medicamentos extranjeros y se ha detenido la exportación de medicamentos con este principio activo. No nos quedamos atrás de la mano de dios y si la AEMPS detecta que las alternativas son realmente peligrosas, interviene. La cuestión es que, y así se reconoce en la reunión de la Ministra, hay que trabajar en la prevención. Habría que analizar qué medicamentos presentan riesgo de desabastecimiento y favorecer políticas de producción, especialmente de genéricos que puedan solucionar el problema.

    6. ¿Cómo es posible que esto suceda en España en 2022?

    La mitad de las causas son los problemas de fabricación y capacidad.

    – Los problemas de fabricación pueden ser causados ​​por una remodelación puntual de la planta de fabricación. Algo que ha pasado por ejemplo con el famoso Adiro, que es ácido acetilsalicílico. Hubo cambios en la planta de fabricación y puntualmente por un tiempo se interrumpió el suministro a las farmacias. Este medicamento tiene la mayoría del mercado y hay 15 genéricos, ya que se venden muy poco en el mercado preparados para cubrir la demanda.

    – Los problemas de capacidad aparecen cuando hay mucha demanda. Por ejemplo, la vacuna Bexsero. Nunca habíamos tenido tantos amigos con los farmacéuticos como en la temporada de escasez de Bexsero.

    Además, se ha agravado una situación que venimos ampliando desde hace un tiempo, y es que el precio de los medicamentos en España, que está regulado y en general y en las zonas más bajas de Europa, dificulta que sea sostenible para la industria. Como siempre, el dinero siempre está detrás de muchos problemas. Daré datos concretos que comentó Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda (secretario general de la AESEG) en una mesa redonda: yEl coste de la materia prima para fabricar ibuprofeno durante diez años fue de 10€ el kilo. El coste hoy es de 30€ el kilo. El laboratorio le cuesta el triple pero el ibuprofeno sigue costando 1,97€. Tienes un margen ajustado, porque con 1,97€ entendemos que el estuche cuesta más dinero que el ibuprofeno, y otras cosas no son rentables. Vivimos en un mundo global y si en España los medicamentos son más baratos que en otro país, los laboratorios pueden elegir dónde vender. Esto no quiere decir que la industria farmacéutica sea mala, es bastante lógico.

    7. La escasez de medicamentos de cara al futuro…

    En la reunión de ayer del Ministerio, tuve buen entendimiento. Desde la industria se solicita una revisión de los precios de referencia, y es posible que desee actualizarlos y ajustarlos. En tierra, el precio de la materia prima aumenta, como en el ibuprofeno, muchos costes de producción, el calor… también aumentan con los años. Todo sube de precio menos los medicamentos. Esto no significa necesariamente que el paciente se vaya mucho más caro. Recuerda que los medicamentos son financiados en gran parte por la administración y que también se pueden tomar otras medidas internas para incentivar la industria. Entre tener medicamentos muy baratos y no tenerlos, puede haber una delgada línea.

    Artículos Relacionados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Más Información