Boticaria Academica - Boticaria García

boticaria academica boticaria garcia

Por mucho que les haya gustado a ustedes lo de la salchipapa, hoy no vamos a hablar de canciones del verano ni de mitos ni de encuentros en la tercera fase no resueltos. Quiero compartir con todos aquellos que tienen que visitar esta casa con frecuencia que ayer 5 de julio tuve un acto muy especial para mí: ingresé como académico correspondiente en la Academia de Farmacia de Santa María de España de la Región de Murcia.

boticario garcia academica

Recuerdo la primera vez que entré en una Academia de Farmacia, en este caso la Real Academia de Farmacia de Madrid. Estaba estudiando una carrera y rebuscando en los abarrotados tablones de anuncios de la Facultad sobre cursos y eventos (sí, era una de esas cosas que pasaban) encontré una invitación para asistir a una conferencia en la Real Academia. El tema no me enamoró pero me llamó la atención poder conocer la Institución para que ahí planto, a lo Ana Torroja pero sin fiesta.

En la memoria ahora, lo mismo de lo que fue la conferencia con mi síndrome de Diógenes, estoy seguro que la monografía que compartieron con nosotros fue un enjambre de mi habitación en la casa de mis sacerdotes. La cuestión es que dejé ese lugar impresionado y en realidad nunca pensé que podría ser parte de algo similar.

Cuando hace unos meses recibí una llamada telefónica en la que me invitaban a aceptar el honor de pertenecer a la Academia, tardé un poco en reaccionar. ¿Qué podría hacer una chica como tú en un lugar como este? Lo cierto es que sigo sin saberlo bien, pero me siento profundamente agradecido, especialmente a su Excelencia Presidenta Doña Isabel Tovar Zapata por haber considerado que merecía esta distinción.

En su intervención, Doña Isabel mostró su mejor predisposición y un gran interés por emplear los nuevos canales de comunicación en la divulgación sanitaria. Su invitación para unirse a la academia es un gesto generoso y la construcción de un nuevo puente en el que me siento honrado de participar.

Todos los que me conocen saben que soy un fiel defensor de las instituciones farmacéuticas. Si bien es natural y necesaria una evolución en las mismas, creo firmemente que los cambios se construyen, no desde la crítica, desde el fracaso y desde la debacle fácil, desde adentro, desde el trabajo y desde el esfuerzo. Por tanto, esta nueva etapa es para mí una oportunidad y un reto muy estimulante.

2016-07-05-FOTO-00001280

El tema de mi discurso de entrada fue: «La comunicación farmacéutica a través de la historia: de Hildegard de Bingen a la e-Salud». No te preocupes si no conoces a Hildegard porque el otro día Gwilt me ​​dio una idea para una nueva sección en el blog: «Ilustres Sufrimientos Ilustres». Yo me encargo de redactar el expediente, ella (Hildegard, no Gwilt) es el número de personas que desfilaron por las más de sesenta páginas de discurso que ha publicado la Academia. Tranquilo, todo el que quiera escribir 60 folios solo lee un resumen de 26 minutos. Cuando el video esté disponible, se cargará solo si alguien quiere escucharlo.

La ponencia fue un repaso por la evolución de la comunicación sanitaria desde la Baja Edad Media hasta nuestros días poniendo el foco en la importancia del papel del farmacéutico en la comunicación online. De Hildegarda, pasamos por Donatello, Diderot, Voltaire, Dumas, Thomas Mann... por la revista Cuenca Sanitaria de 1925, por los almanaques y la Píldora de la Vida hasta llegar a la OMS y los informes anuales de salud... a través de los unicornios, las piedras bezoares acababa de llegar a los collares de ámbar y la foto que había revolucionado Instagram hace apenas unas horas. ¿No es lo mismo?

Como dijo María López (@superlalopez), el discurso fue un poco ecléctico. “Pues muy tú”, me contestó tan ancho. Tengo que darle las gracias por posponer generosamente sus tareas frente a la farmacia y la siega (porque la farmacia rural es así) para encantarme más que una mano en su elaboración. Lo que tienes dentro de esa cabeza, hermoso, no sabes nada, y mejor aún porque como un día hay que hacer algo con todo y nos tenemos que ir del campo. López, ¿en qué me has ayudado? Tengo que pagar los gintonics. No porque me conozcas y me salas mucho, eso también, porque me tumbas y yo simplemente no lo consiento. Encontrarás una forma menos dolorosa para mi tarjeta y mi hígado.

Renderizado a tamaño completo (49)

Durante la comida previa al acto, Fuensanta, la más atenta directora de comunicación del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Murcia, me comentó que tenía pensado utilizar #boticariaacademica como hashtag del acto. Mi primer hashtag con mi nombre me pareció un poco demasiado. Pero ella, que es muy bajita, me dijo que era fácil de recordar y que podía funcionar. Y como digo que sois muy listitas, no os equivoquéis. Gracias a vuestro interés (búscanos en la foto, a ver donde habéis visto una Academia que reserva un lugar privilegiado a los tuiteros), al ánimo y al bien de las #murcianastuiteras (Paqui, Lola, Isabel) que nos acompañaron y qué pasó Destó después en Twitter, fuimos a Trending Topic. En una modesta posición 18, pero Trending Topic. ¡Un acto de gimnasio Trending Topic!

Claramente la cosa se mueve, y muy para bien.

Lo digo así, no tengo palabras, porque no tengo más que agradecer a toda la tropa que me acompañó dándome el bastón desde la carretera invocando el espíritu #forzahildegarda… Perdón porque dejo a mucha gente en el camino , pero en primer lugar gracias , un el mismo viejo, Irene, Gwilt, Natalia, Pri, Wed, Carmela, Iria, Sara, Alejandra, Marisa, Remorada-Botilieber, Martina… el mismo viejo en Twitter, primavera. a ellos farmacéuticos Susi, Pilar, Ana, Lur, Lola, Fermín ¡ay mi Fermín!, Jaime, Anna, Fenni, Carlos, Carlos Jardón, Víctor, Drogo, Tete, Teresa,… porque además habían dejado de correr y todos los cañones habían caídos) del grupo de Malasmadres que acudieron al llamado de la droguería… Noe, Lau, Eva, Arancha, Rebeca, Amelia, Nieves, Alejandra, Sonia, Marta… siempre, apoyando en lo que haga falta ya la hora que haga falta. Este grupo es el más y todos lo sabemos. Caudeli no sabe dónde medirlo… sabe que llevo en el corazón desde el principio de los tiempos. Con tanta gente y ahi que me siento comodo sobre ibamos a ser TT?

Quiero el alcance del hashtag Metricool. Gracias también a Laura ya Juanpa por encantar a todos los mantos técnicos del mundo siempre.

Procesamiento de tamaño completo (50)

Me desvisto con un enorme agradecimiento a la Academia Santa María de España de la Región de Murcia por haber pensado que yo podía aportar algo a esta Institución. Gracias también una vez más a la Fuensanta, a todos los miembros de la Academia y al colegiado murciano por su extraordinario apoyo. Pude decidir sin exagerar que realmente me sentí como en casa, en un acto que me pareció tan solemne como agradable.

Y siendo las cinco y media de la mañana doy la jornada por concluida y bien celebrada. Siempre digo que lo importante no es que te pasen cosas buenas, sino que puedas celebrarlas. Una vez más se celebró con los mejores (mis curas, mi marido y los tres mosqueteros de Murcia cuya identidad se mantiene en secreto que nos acompañaron).

Vamos, ya terminé con las papas fritas del minibar y me duermo. Sí, las patatas fritas. Exactamente estos son los que no recomiendo comer en nosécuantas charlas este año. Pero señores, tengo hambre. Menos te juro que abrí antes el bote de las almendras cardiosaludables, pero fueron un pelín ranncias. Mañana los gintonics me manda factura gástrica y viaja con brócoli en la maleta. Es pura supervivencia. Eso, y que una tiene sus incoherencias, por académica que sea.

(Perdón por la foto pixeladísima, la hizo mi padre desde primera fila y solo por eso ya es mi favor).

2016-07-05-FOTO-00001281

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Más Información