7 consejos de salud para lidiar con la EPOC

7 consejos de salud para lidiar con la EPOC

EL Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) Es una de las principales consecuencias del tabaquismo, especialmente en personas mayores de 40 años. Es un inflamación crónica de los bronquios que se puede vincular a lesiones en los alvéolos pulmonares. Las personas con esta enfermedad tienen dificultad para obtener todo el oxígeno que necesitan, se sienten cansadas e intolerancia a cualquier actividad física, sibilancias (sibilancias), tos, mucosidad y sensación de opresión en el pecho. El daño al sistema respiratorio también los hace muy propensos a las infecciones respiratorias.

Y por lo tanto, una enfermedad crónica que afecta en gran medida la calidad de vida de quienes la padecen. Sin embargo, el diagnóstico de EPOC no es una frase: los pacientes pueden hacer mucho para mejorar su calidad de vida.

Entonces te ofrecemos las recomendaciones con mayor evidencia para mantener la EPOC bajo control:

1. deja de fumar

Dejar de fumar es la acción con mayor impacto en la calidad de vida de una persona ya diagnosticada de EPOC, ya que ralentiza la progresión de la enfermedad. Nunca es tarde. Los beneficios de dejar de fumar comienzan a manifestarse en unos pocos días.

Por supuesto, no es tan fácil llevarlo a cabo como proponerlo. Sin embargo, la convicción, la decisión firme y el compromiso son los principales factores que pueden ayudarlo a dejar de fumar para siempre. La ayuda del entorno (familiares y amigos), así como la ayuda profesional, completarán el círculo de apoyo que necesitas. Además, puede usar chicle de nicotina para ayudarlo a superar los síntomas de abstinencia, así como otros medicamentos si su médico lo considera necesario. Acuda a su centro de salud para que le diseñen un plan para dejar de fumar.

2. Sea consistente con los medicamentos recetados

Aproximadamente la mitad de las personas con EPOC dejan de usar los inhaladores recetados o no los usan correctamente.

Entre otras causas, esto se debe a que el paciente que usa el inhalador puede tener una falsa sensación de ineficacia, ya que el resultado de usar este medicamento no es inmediato, sino que se nota progresivamente a largo plazo. Además, debe utilizar un técnica adecuada para inhalar correctamente la medicación.

Por esta razón, si le han recetado inhaladores, no los deje, aunque sienta que "no hacen nada", y asegúrese de que los está usando correctamente mostrando a su médico o farmacéutico la técnica de inhalación que está usando.

3. Evite el sobrepeso y la obesidad

El exceso de grasa corporal es un problema de salud para todos. Sin embargo, en las personas con EPOC, hay otra desventaja: cuanto mayor es su peso corporal, más esfuerzo deben hacer para que el aire entre en sus pulmones.

Llegar al peso adecuado es una forma directa de aliviar la sensación de falta de oxígeno.. Además, una dieta correcta, rica en nutrientes y alimentos saludables, es fundamental para mejorar los resultados de la enfermedad. Puedes consultar a un nutricionista para que te ayude a crear una dieta que se adapte a tus necesidades.

4. Evite la contaminación

Las partículas contaminantes del aire, así como los vapores, el polvo o el polen pueden afectar a cualquier persona. Sin embargo, los pacientes con EPOC son especialmente susceptibles a ellos, y esto puede provocar una exacerbación que en ocasiones puede terminar en hospitalización.

Por tanto, si es un paciente con EPOC, evite entornos contaminantes y, si es necesario, instale filtros de aire, humidificadores y / o aire acondicionado en su hogar.

5. Haga ejercicio todos los días

La actividad física es un gran aliado en la lucha contra los síntomas de la EPOC, ya que La práctica adecuada y regular fortalece los músculos respiratorios y mejora la resistencia al ejercicio..

No tiene por qué ser un ejercicio extenuante: un paseo pausado es suficiente para empezar. Lo importante es ser constante, no cansarse en exceso y no quedarse sin aliento en ningún momento. Si esto sucede, es mejor detenerse y descansar antes de continuar.

6. Mantenga una buena higiene del sueño

Las personas con EPOC a menudo no descansan bien debido a la apnea o la falta de oxígeno durante el sueño. Es aconsejable evitar los sedantes al dormir, así como el alcohol y otras drogas que deprimen el sistema nervioso, ya que pueden "camuflar" esta disnea y dificultar aún más la ventilación adecuada.

En su lugar, Trate de dormir bien y de forma natural, acostumbrándose a los hábitos de sueño adecuados.Acostarse siempre a la misma hora, dedicar al menos 9 horas de sueño al día, darse un baño relajante antes de acostarse o evitar las pantallas durante 2 horas antes de acostarse son algunos buenos consejos para conseguirlo.

7. Cuida las infecciones respiratorias

Nadie está exento del riesgo de infecciones respiratorias. A pesar de que, una infección leve para cualquier otra persona puede volverse muy grave para alguien con EPOC. Por tanto, debes tomar las máximas precauciones. Es conveniente que se vacune contra el neumococo y la gripe anual.

Aunque la EPOC es una enfermedad crónica, su participación y compromiso con el cuidado de su salud pueden representar un cambio significativo en su calidad de vida. No te dejes engañar por este diagnóstico: sigue los consejos de salud y los medicamentos recetados por tus expertos en salud y cuida tu bienestar.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Más Información